Un real decreto de ni fu ni fa

El salto no será tanto como se podía esperar. El Gobierno español dio el jueves a conocer el real decreto que, una vez en vigor, revolucionará la venta de los derechos del fútbol televisado y el posterior de los ingresos de los clubes de fútbol. En el caso de los equipos como la Real, solo hasta cierto punto, porque de la misma manera que habrá un grupo de clubes que se beneficiará del nuevo modelo desde el momento en el que se ponga en marcha (se prevé que en la temporada 2016-2017), otros, como el realista, deberán esperar a que los ingresos totales pasen de los 1.000 millones esperados al comienzo a unos 1.500.

Cuando de un modelo en el que cada club tocaba las puertas de las productoras y se las apañaba como podía se pasa a otro conjunto y diferente, conviene explicar el sistema. Del 100% de los ingresos de los derechos que se vendan en España y a nivel internacional, el 90% será para los 20 clubes de Primera División y el 10% restante, para la Segunda. Es decir, que si en el primero de los conceptos la LFP ingresa los 1.000 que espera recibir, 100 serán para los 22 clubes de Plata.

>Del 90% inicial (900 millones), la mitad (450) se repartirá a partes iguales: cada club de Primera percibirá 22,5 millones de salida. En los otros 450 millones es donde más aclaraciones hacen falta. La mitad (225 millones) se repartirá según la clasificación final de los clubes las anteriores cinco temporadas. Se hará de manera ponderada y por temporada, por lo que el puesto final en la última temporada valdrá un 35% de esos 225 millones (8,75% del total; a repartir, 78,75 millones); la penúltima, el 20% (5% del total, 45 millones); y un 15% las tres últimas (el 3,75% del total; 33,75 millones por cada una de esas tres temporadas).

Aparte de este reparto cronológico, conviene atender cómo se distribuirá cada una de las cinco partidas anuales entre los 20 clubes. El primer clasificado logrará el 17% de la suma a repartir ese año (a saber, 13,387 millones según el último año; 7,65 millones el penúltimo y 5,737 millones en los tres anteriores), el segundo ganará el 15% (11,812; 6,75 millones; y 5,062, respectivamente) ; 13% el tercero… y así según se puede observar en la tabla adjunta.

Tabla1

Recapitulando, de los 900 iniciales para Primera hemos visto qué pasaba con el 50% que se repartía a partes iguales y el 25% según la clasificación de las últimas cinco temporadas. ¿Y el 25% restante? Se trata del apartado de “implantación social“, que menos cerrado dejó el real decreto. El Gobierno español deja en la propia norma escrito que “los criterios a aplicar deberán ser aprobados por los órganos de gobierno de cada categoría, por una mayoría cualificada de dos tercios de los votos, tras la suscripción de cada contrato de comercialización de derechos por la Liga Nacional de Fútbol Profesional”. En caso de que no haya acuerdo, “los criterios de reparto serán decididos por al Consejo Superior de Deportes”.

¿Cuáles son los criterios para repartir el 25% final (225 millones)? Un tercio (poco más del 8% total; 75 millones) “vendrá determinado por la recaudación en abonos y taquilla media de las últimas cinco temporadas”, lo que favorecerá a quienes tengan estadios de gran capacidad llenos con abonos y entradas caras. Los otros dos tercios (el 16,7% del total; 150 millones), “por su participación en la generación de recursos por la comercialización de las retransmisiones televisivas”. Cualquier cálculo resulta imposible, puesto que faltan muchos datos de los clubes de la LFP e incluso de la propia patronal.

Aun así, el real decreto fija dos limitaciones en este último 25%: ningún club puede “recibir una cantidad superior al 20% de esta partida”, por lo que si alguien lo hiciera, “el exceso se repartirá proporcionalmente entre los restantes”. Por contra, ningún equipo “podrá recibir por este concepto una cantidad inferior al 2% de esta partida”.

Una vez cada club recibe todo el dinero que le corresponde, se le retraerá un 3,5% para financiar el fondo de descensos a Segunda y Segunda B; un 1% para la LFP, otro tanto para la RFEF y hasta un 1,5% para el Consejo Superior de Deportes. Entre el 5,5% y el 7% desaparecerá.

¿Qué pasa con la Real?
El club realista cobra 25 millones procedentes de la televisión esta temporada, que termina su contrato con ‘Canal +’. La próxima temporada, que en principio será la última de la venta individualizada, la Real y Telefónica (que acaba de comprar C+) tienen firmado un acuerdo que, según diversas fuentes y con conceptos que superan propiamente el de los derechos de televisión, estaría valorado en 35 millones.

Las incógnitas llegan después. Con el nuevo reparto y si los derechos se venden al final por los 1.000 millones iniciales calculados, la Real cobrará 22,7 millones del 50% que se repartirá por igual. En cuanto al 25% siguiente, habrá que tener en cuenta las temporadas que van de la 2015-2016 (la que comenzará el próximo mes de agosto) hasta la 2011-2012, la primera con Philippe Montanier en Anoeta. Como faltan por conocer dos datos de esta ecuación (la posición final de esta y de la próxima temporada), haremos el cálculo con las últimas cuatro temporadas más el undécimo puesto que ocupa la Real a falta de tres jornadas.

Por esta posición, la Real percibiría en el primer 35% casi dos millones (1.968.750 euros). El segundo tramo, que tiene un peso del 20%, cobraría más, puesto que quedó séptima (2,25 millones). Los tres años anteriores ya cuentan cada uno con un peso del 15%. La cuarta plaza que dio derecho a la previa de la UEFA Champions League sería la que, pese a tener el menor peso final, más rendimiento ofrece: la Real ganaría 3.712.500 euros. El primer año de Montanier (12º) y el segundo de Martín Lasarte (15º) 759.375, y 506.250 euros, respectivamente. En total, en este 25% el conjunto realista recaudaría 9.196.875 euros.

TablaRS

Y hasta estos casi 31,8 millones llegan, visto el real decreto, las concreciones que se pueden hacer de cómo afectaría el nuevo modelo de reparto a la Real, a falta de que la LFP defina cómo se distribuirán los 225 millones correspondientes al 25% restante, el relativo a la “implantación social”. En cuanto a abonados, la Real tiene de salida cerca de siete clubes con más socios en Primera y si se tiene en cuenta el precio de los pases de temporada, es probable que uno de los motivos de orgullo de la afición realista, penalice.


Referencias

1- “Habemus decretum!”. http://deportes-finanzas.webnode.es/news/%C2%A1habemus-decretum!/. Deportes y Finanzas, 2-5-2015. Última consulta: 3-5-2015.
2- “Real Decreto-ley 5/2015, de 30 de abril, de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional”, .boe.es/boe/dias/2015/05/01/pdfs/BOE-A-2015-4780.pdf [PDF]. BOE, 2-5-2015. Última consulta: 3-5-2015.

Deja tu comentario