Adiós al año con la peor asistencia de los últimos cinco

La Real cerró el domingo ante el Granada la temporada 2014-2015 en lo que a los partidos en Anoeta se refiere. Lo hizo con una asistencia en las gradas que ocupó el 64,36% de las 32.076 localidades que tiene Anoeta de manera oficial, lo que en la asistencia acumulada de los 19 partidos de Liga se situó en el 68,88% del aforo ocupado cada partido, 22.093 personas en cada encuentro.

asistencia-abonados-2010-15

Este dato, inferior al 70% de la capacidad de Anoeta, confirma la tendencia a la baja que las asistencias ligueras al estadio han presentado en las últimas cinco temporadas. Si la primera se cerró con el 78,1% del aforo ocupado, la siguiente la cifra cayó tres puntos, al 75,1%. El ejercicio 2012-2013, el de la consecución de la cuarta plaza, tampoco trajo consigo un repunte de la asistencia (74%) y si alguien esperaba que el factor Champions (86% de media en los cuatro choques) se contagiaría a la Liga, erró, puesto que aquellos 19 partidos de la competición doméstica en la que la Real terminó séptima arrojaron un 72,9%. Este año, nueva caída hasta el 68,9%.

Este dato podría cruzarse, además, con el número de abonados que ha tenido la Real en las dos fases de la temporada, antes y después de la campaña de renovación de abonos. La Real arrancó la temporada con 29.277 abonados, cifra en la que se incluyeron los corporativos y que en marzo se redujeron a 27.913. Si tenemos en cuenta los abonados individuales, en verano fueron 26.411 y meses después, 25.019. Esto significa que solo en tres partidos se ha superado el aforo destinado a los abonados individuales (Real Madrid, Athletic y Barcelona), mientras que en ninguna asistencia ha superado en toda la temporada ni los 29.277 asientos reservados para todos los tipos de abonados ni, después, los 27.913. De media, 6.823 abonados han dejado de acudir cada partido, cifra que se amortigua si nos ceñimos a los abonados individuales (3.950).

asistencia-abonados-2014-15

¿Por qué ocurre? Resulta difícil discernir y, como suele suceder en estos casos, la lógica indica a que hay una suma de factores, aunque ninguno explique la caída en exclusiva. Uno de ellos puede ser la tendencia deportiva. A la ilusión desatada tras el ascenso le puede seguir el desinterés provocado por unos resultados más o menos razonables. Pero en el fondo, tampoco la racha deportiva guarda una relación directa con la tendencia de las asistencias, puesto que ni en las mejores temporadas la asistencia ha tirado al alza. Valgan como ejemplos las asistencias ligueras del año de la cuarta plaza (74%) y del siguiente, con la Champions y la semifinal de Copa en juego (72,9%).

¿Y los horarios? A diferencia de la anterior, con tres, la afición ha sido convocada solo un lunes (18 de octubre, contra el Getafe, 59%). La mayoría de los choques han sido en domingo (11) y, salvo dos viernes (28 de noviembre, 71%, Elche y debut de David Moyes; y el 1 de mayo, Levante, 58%), sábados. Con base en una metodología que trazó una peña sevillista para clasificar y comparar la calidad de los horarios impuestos por las televisiones y aceptados por los clubes, la Real es junto al Valencia el quinto equipo que mejores horarios ha dispuesto en sus partidos en casa, detrás del Sevilla, del Villarreal, del Espanyol y del Atlético de Madrid.

Deja tu comentario